Content on this page requires a newer version of Adobe Flash Player.

Get Adobe Flash player

Nuestra idea de aprender inglés es generar en nuestros estudiantes una actitud de confianza en relación a sus posibilidades.
No todas las personas internalizan y son capaces de usar un lenguaje en el mismo tiempo y de la misma manera, y esa es nuestra principal idea: respeto a los tiempos, a las necesidades, a las posibilidades de nuestros alumnos.
Se escucha muchas veces “yo estudié diez años pero no sé nada, no puedo hablar, etc...” ¿Dónde está el problema? Simplemente no se escuchó ni se entendió a esa persona, simplemente se siguió un programa, un lineamiento, una receta, igual para todos, sin tener en cuenta cómo esa persona podía aprender...
Para conocer casi a la perfección un idioma debemos ser capaces de poder comprenderlo cuando lo escuchamos, lo escribimos, leemos y hablamos. Estas habilidades se adquieren de diferente manera de acuerdo con la edad, necesidades personales, experiencias, capacidades de aprendizaje, etc.
Es nuestro trabajo “captar” esas características de cada uno de nuestros alumnos para llegar mejor a ellos.
Por eso en cada clase se le da la oportunidad a cada estudiantes para que se “exponga” a cada una de estas habilidades, escuchar, hablar, etc, para que desarrolle seguridad en cada una de ellas, siempre haciendo hincapié en los tiempos y posibilidades personales. Seleccionamos actividades y bibliografía interesante y divertida que proponga a nuestros alumnos “seguir” después de la clase...

Desde los tres años en adelante, usando diferentes estrategias, logramos personas “capaces” en el lenguaje, que sobre todo aprenden a quererlo